SMILODON FATALIS PIEZA DEL MES DE SEPTIEMBRE EN MUHNES

smilodon fatalis 1 smilodon fatalis 2

Anuncios

SECULTURA INAUGURA JARDÍN PREHISTÓRICO EN EL PARQUE SABURO HIRAO

jardin prehistorico
El Dr. Ramón Rivas, junto a representantes de la Asociación Japonesa y estudiantes del Centro Escolar Cantón Azacualpa, de Panchimalco.

El secretario de Cultura de la Presidencia,  doctor Ramón Rivas inauguró este 17 de octubre, el Jardín Prehistórico del Parque Saburo Hirao, con dos esculturas elaboradas gracias a fondos aportados por empresas japonesas en el país a través de la Asociación Japonesa. 

Se trata de una escultura de un Perezoso gigante (Eremotheriun laurilardii) de  4 metros de altura; y otra,  de un Toxodonte (Mixotoxodon larensis) de  2.5  metros de largo y 1.60 metros de alto. Ambas especies vivieron en nuestro país hace miles de años atrás; piezas fósiles de estos mamíferos han sido descubiertas en diferentes puntos del país y se encuentran expuestos en la Sala de Paleontología el Museo de Historia Natural de El Salvador, MUHNES.

“Este tipo de cooperación coadyuva a los objetivos de proveer a los salvadoreños, espacios de encuentro común, los cuales son primordiales en una sociedad democrática como la que construimos día a día en este país” dijo el doctor Rivas.

El objetivo de la creación del Jardín Prehistórico es transmitir conocimientos sobre la riqueza paleontológica del país de manera novedosa, atractiva y diferente,  a los más de 100 mil visitantes que recibe el Parque Saburo Hirao y el MUHNES, indicó su directora, Eunice Echeverría.
Por su parte, el director de la Asociación Japonesa, Shinji Sato manifestó: “Es un honor inaugurar este espacio de recreación y aprendizaje para los niños y jóvenes como una muestra de la amistad entre Japón y El Salvador”.

jardin muhnes

El Parque  tiene proyectada la creación de un total de seis esculturas de fauna mamífera que deambuló por suelo cuscatleco  -entre 2.2 millones y 10 mil años atrás- y que son evidencia de la ocupación y de la evolución de las diversas formas de vida por las que ha pasado nuestro país desde su origen,  hace más de 120 millones de años.

Las esculturas estuvieron a cargo del artista Ricardo Sorto, catedrático de la Escuela de Artes de la Universidad de El Salvador, quien estuvo presente en el acto de inauguración al igual que  el director nacional de Patrimonio Cultural, Wolfgang Effenberger; el primer secretario de la Embajada de Japón, Sr. Tatsuya Kasahara;  y el representante de las empresas japonesas en el país, Sr. Kenichi Teramae.

También participaron estudiantes del Centro Escolar Cantón Azacualpa, Panchimalco, quienes realizaron un recorrido guiado por salas de exhibición del MUHNES y  recibieron el taller Lúdico: Olores, Colores y Formas de las Hojas para celebrar el Día del Niño.

“las esculturas son muy lindas, son de los antepasados, aprendí que había un perezozo que era muy grande y yo no sabía eso”,  dijo la alumna de séptimo grado, Erika Lorena.

La actividad se enmarca en los 131 años de creación del Museo Nacional de El Salvador, que dio origen al MUHNES y al Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán.

El Ecoparque Saburo Hirao fue fundado en febrero de 1976.  Este recinto de paz y vegetación –de 11 manzanas de extensión- hospeda en su seno al Museo de Historia Natural de El Salvador, que exhibe muestras botánicas, geológicas y paleontológicas de nuestro país.

Fuente: http://www.cultura.gob.sv/component/k2/item/3242.html

DESCUBREN LOS FÓSILES DE MAMÍFEROS MÁS ANTIGUOS DE LA ANTÁRTIDA

Sparnotheriodontidae

Agencia CyTA-Instituto Leloir – El animal, cuyos restos tienen cerca de 55 millones de años, habría tenido el tamaño de un carnero. El hallazgo aporta datos sobre la separación marítima entre el continente blanco y América del Sur.

Investigadores argentinos y de Suecia hallaron los fósiles de mamíferos más antiguos que se hayan encontrado en la Antártica, procedentes de una época (el Eoceno temprano) en que el continente blanco albergaba bosques tropicales.

Los restos, encontrados durante las campañas de verano 2012-2013 que organiza el Instituto Antártico Argentino-Dirección Nacional del Antártico, corresponden a fragmentos fosilizados de un molar inferior y una falange intermedia (articulación ósea de los pies y las manos) de hace 55,3 millones de años.

“A partir del análisis de la base del diente inferimos que se trataba de un animal no mucho más grande a una oveja o un carnero”, explicó a la Agencia CyTA el doctor Javier N. Gelfo, investigador del CONICET en la División de Paleontología de Vertebrados de la Facultad de Ciencias Naturales y del Museo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Los restos del mamífero pertenecen a la familia Sparnotheriodontidae del extinto orden Litopterna, de amplia distribución en América del Sur millones de años atrás. “Estos animales eran mamíferos herbívoros que apoyaban sus extremidades con el extremo de sus dedos, los que usualmente se encontraban revestidos con una pezuña al igual que los caballos y cabras modernas”, agregó Gelfo.

En la actualidad, la Antártida constituye el único continente carente de mamíferos terrestres, tanto por su aislamiento respecto de otros continentes como por su riguroso clima polar. “Sin embargo en el pasado, esa región conformaba con América del Sur, África, Australia, Indostán y Madagascar el continente Gondwana”, puntualizó Gelfo.

Luego de la extinción de los grandes dinosaurios, hace unos 65 millones de años, Gondwana se había fragmentado y la Antártida solo mantenía un vínculo terrestre con Australia y América del Sur. Este contacto permitió el intercambio de fauna entre los mismos y la consecuente expansión de muchos grupos de mamíferos sudamericanos.

En esa época, la Antártida presentaba un clima tropical, con amplios bosques de Notophagus (parientes de los coihues y lengas actuales) en los que prosperaron diversos grupos de mamíferos.

El hallazgo permitirá comprender mejor la historia evolutiva de esa familia de mamíferos y también aportaría información sobre la instalación del actual estrecho de Drake y la consecuente separación marítima entre la Antártica y América del Sur, concluyó Gelfo.

En el estudio, publicado en “Palaeontology”, también participaron el doctor Guillermo López y la becaria Malena Lorente, también de la UNLP; y los doctores Marcelo Reguero, de la UNLP y del Instituto Antártico Argentino, y Thomas Mörse, del Museo de Historia Natural de Suecia.

Reconstrucción artística elaborada a partir del hallazgo de los fósiles de mamíferos más antiguos de la Antártica.

El doctor Javier N. Gelfo, investigador del CONICET en la División de Paleontología de Vertebrados de la Facultad de Ciencias Naturales y del Museo de la Universidad Nacional de La Plata, trabajando en Marambio, isla donde halló – junto a sus colegas – los fósiles de mamíferos más antiguos de la Antártida.  Fuente: http://www.oei.es/