VOLCAN DE IZALCO


volcan de izalco

Es el más joven de los volcanes de El Salvador y uno de los más jóvenes de América. Se originó en 1770 y por más de 187 años el Izalco eruptaba piedras, lava y ceniza cada veinte minutos.   Por ello lo llamaron “El Faro del Pacífico”,  pues sus fumarolas podían verse desde aquel océano, guiando a los marinos en alta mar. 

En 1955, para asombrar al viajero con las cronométricas erupciones, se construyó un hotel de montaña en el adyacente Cerro Verde. 

Su última erupción fue en el año de 1957 y desde entonces se ha notado una disminución gradual de su actividad. 

El volcán de Izalco tiene una altura de 1,910 metros sobre el nivel del mar, y representa un duro reto para los amantes de la aventura extrema, pues carece de vegetación y posee pendientes de hasta 45 grados, haciendo del montañismo una actividad aún más emocionante.

Se sitúa a 8 ½ kilómetros al noroeste de la ciudad de Izalco y se puede ingresar a él a través de la Carretera a Sonsonate o bien desde El Congo, bordeando el Lago de Coatepeque.